91 5930319 escuela@aires.es

cuidado-piel-verano

El cuidado de la piel es importante todo el año, pero en verano es cuando más necesita de nuestra atención. En estas fechas nos gusta hacer actividades al aire libre, salir a caminar, ir a la playa, hacer un picnic… pero a nuestra piel no le gusta estar tan expuesta, sobre todo si no la protegemos.

Una mala (o nula) protección puede suponer una mayor velocidad en el envejecimiento, la aparición de manchas, quemaduras o incluso en el peor de los casos de melanomas. Por eso, si quieres disfrutar del sol y del aire libre sigue estos consejos para no resentirte:

  1. Utiliza crema solar:

Sí, no es nada nuevo, tu madre ya te embadurnaba todo el cuerpo hasta parecer Casper cuando ibais a la playa; otra vez, tu madre tiene razón. En verano la crema solar es imprescindible. Adecúala a tu tipo de piel, intenta que sea de base acuosa para no taponar los poros y utiliza el mismo factor durante todo el verano. Deja que tu piel se acostumbre y disfruta.

Acuérdate siempre de no utilizar la misma crema para la cara que para el cuerpo, existen una gran cantidad de cremas para la cara específicamente.

  1. Vístete con ropa adecuada:

Intenta utilizar ropa fresca y transpirable. Además de protegerte del sol impedirá en la medida de lo posible la sudoración, por tanto habrá menos posibilidades de que se creen rozaduras en la piel.

Hay algunas zonas que son más importantes de cubrir que otras: las orejas, la cabeza, el escote o el cuello necesitan más cuidado y atención. Cúbrelas en la medida de lo posible. Siempre puedes utilizar un sombrero, que además, es un perfecto complemento.

  1. Cuidado con las horas de máxima radiación:

Otro recuerdo de tu infancia que debes rememorar. Las “horas de la digestión” son sagradas: si puedes evitarlo no te expongas al sol entre las 15:00 y las 18:00 ya que son las horas de mayor radiación y por ello mayor peligro para tu piel.

  1. Hidrátate siempre que puedas:

El cuerpo en verano pierde más agua que en el resto del año, por eso es muy importante tenerlo bien hidratado. Bebe mucha agua durante el día y evita en la manera de lo posible consumir alcohol o bebidas gaseosas cuando estés bajo el sol. No solo eso, cuida bien tu alimentación añadiendo a tu dieta alimentos antioxidantes y trata de humedecer el cuerpo cada cierto rato.

  1. Mantén la piel limpia y exfoliada:

Esmportante la limpieza del cuerpo durante estos meses. Para conseguir una piel perfecta  utiliza productos neutros para no dañar el ácido que la protege, a ser posible sin perfume pero que ayuden a quitar la grasa y la suciedad. Exfoliarse siempre es importante, pero más en verano, nuestro cuerpo necesita eliminar la piel muerta y dañada por el sol.

  1. Disfruta de la piscina pero no del cloro:

Cuidado con las piscinas, el cloro daña mucho la piel. Por ello, al salir de la piscina será necesaria una ducha para hidratar y eliminar las toxinas y no contraer ninguna infección dermatológica.

El cuidado de la piel en verano es importante, además de seguir todos estos consejos te recomendamos también un buen tratamiento antes y después de las vacaciones.

Uso de cookies

El sitio utiliza cookies propias y de terceros como método de análisis y medición para mejorar el servicio. Si continua navegando consideramos que acepta el uso. Puede cancelar el uso de cookies en su navegador. Más información sobre nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies